martes, 15 de julio de 2014

Con todos vosotros, nuestra alumni Nati Almendro

Además del Máster en Gestión Cultural (2012-2013), soy licenciada en Historia del Arte por la Universidad Complutense de Madrid, y me estoy formando en difusión 2.0.
Realicé mis prácticas profesionales en el Departamento de Cooperación y Promoción Cultural de la AECID, coordinando exposiciones. También, tengo experiencia en atención al público en espacios culturales y como asistente y colaboradora en eventos, como el V Congreso Iberoamericano de Cultura o Arte Open Views #2.
En la actualidad, colaboro en la revista digital Papel de Periódico y soy co-directora de Un Ojo Para el Arte.

Nati, cuéntanos algo sobre tus experiencias previas de trabajo.
Hice mis prácticas del Máster en la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), donde formaba parte del equipo que coordinaba las itinerancias de las exposiciones en las embajadas y centros culturales de España en el exterior. Tuve la oportunidad de coordinar la primera itinerancia de la exposición “Ilustradores Españoles”, en cuyo trabajo aprendí todo el proceso que conlleva, y las particularidades y tiempos de un organismo público. Durante este tiempo también pude asistir al V Congreso Iberoamericano de Cultura, realizando labores de apoyo; aquí pude ver el trabajo en tiempo real que conlleva un encuentro de esta magnitud.
Posteriormente, he formado parte del equipo del evento de Arte Open Views Madrid, que trata de exposiciones de arte contemporáneo en espacios privados. El trabajo que realicé era de búsqueda de patrocinios y difusión del evento.

¿Qué es Un Ojo Para el Arte?
Me decidí junto con una amiga y profesional de la accesibilidad a poner en marcha Un Ojo Para el Arte para hacer notar la problemática que existe en materia de accesibilidad cultural, y a la vez aprender a hacer accesibles el arte y la cultura. Por el momento, tenemos un blog y estamos presentes en redes sociales (Facebook y Twitter), y en nuestra corta vida ya hemos participado en una mesa redonda sobre arte y accesibilidad, junto con una productora teatral; mi compañera en el blog fue quien organizó el encuentro, y otra gestora cultural. En esta mesa redonda, pudimos presentar Un Ojo Para el Arte y lo que pretendíamos hacer con él, además pudimos retransmitirlo por streaming, y ya lo tenemos subido a Youtube
Procuraremos, con diferentes iniciativas, generar debate y reflexionar en torno a estas cuestiones, así como visibilizar tanto proyectos accesibles como artistas que trabajen estos temas o artistas ciegos o con discapacidad visual. Esto, por el momento, lo hacemos únicamente online, pero nos gustaría poder pasar a lo offline en un futuro.
En cuanto a la metodología de trabajo, ambas publicamos contenido, aunque yo presto más atención a la gestión de las redes sociales, y mi compañera, como he dicho antes, es profesional de la accesibilidad, con lo cual es capaz de generar más contenido relativo a la accesibilidad. Aunque, por mi parte, todo esto me sirve para aprender sobre este tema.

¿Cómo combinas los conocimientos adquiridos en el máster con tu trabajo diario?
Soy capaz de ver potencial donde antes no lo veía, me intereso más por otras iniciativas, y ahora sé cómo llevar a cabo un proyecto de principio a fin, sobre todo gracias a la realización de los diferentes trabajos que hice y al proyecto de fin de máster. Durante los meses que escribíamos e investigábamos sobre el proyecto, aprendí mucho de mis compañeros, y del tema que tratábamos, que no era mi especialidad, así como metodologías de trabajo y diferentes herramientas. Una asignatura que ahora me resulta muy útil es la de marketing cultural, porque lo estoy aplicando al medio digital.

¿Cuáles crees que son los principales desafíos que debe encarar un gestor cultural hoy en día?
Pienso que es difícil encontrar un hueco, pero con esfuerzo y paciencia se puede conseguir, aunque para eso hay que ser creativo y persistente. Hay que tirarse a la piscina con las cosas que asustan y confiar en una misma.  Profesionalmente, siempre se aprende algo de un trabajo o proyecto, pero si no haces realidad tus ideas, nunca sabrás si hubiesen salido bien.
Por otra parte, veo que existe un problema que es necesario dejar atrás; y es que me he encontrado ya con algunos profesionales que han asimilado la cultura y sus conocimientos sobre ésta como algo privativo. En mi opinión, entre profesionales de la cultura debemos compartir nuestros errores y aciertos desde la humildad, porque al final eso repercute en un mejor funcionamiento de los espacios y asimilación de contenido por parte de los públicos. Una de las grandes ventajas de dedicarse a la gestión cultural es que estamos en constante aprendizaje, y si entre nosotros, no nos regalamos esto, en cierto modo estamos obstaculizando la circulación de contenidos culturales.

Regálanos algunos recuerdos del máster: un profesor, una anécdota y tu asignatura preferida.
Yo venía de una carrera de Humanidades como es la Historia del Arte, y ni pensaba ni quería volver a encontrarme con “asignaturas de números”, pero en el primer trimestre teníamos Instrumentos para la gestión de la cultura. Para mí, y para algunos de mis compañeros, era una pesadilla encontrarnos con los conceptos de “balances” o “cuentas de resultados”, pero gracias al profesor Miquel Bastons asimilamos todos esos términos y aprendimos a utilizarlos.

¿Algún libro / sitio web / blog / artículo que quieras recomendar a los alumnos actuales y futuros?
Como libro, “Arte y Museos del siglo XXI: Entre los nuevos ámbitos y las inserciones tecnológicas”; es muy práctico y da una visión bastante clara de lo que se está haciendo en este contexto.
Como blog no recomiendo ninguno en particular, pues hay muchos y de gente con buen criterio. En general, recomiendo que sigan aquéllos que hablen de temas que les interesen, porque es una buena manera de estar al tanto de lo que ocurre actualmente y formarse un criterio propio.

¿Un consejo para quienes están evaluando estudiar el Máster?
Que se informen bien sobre las diferentes asignaturas y valoren si les interesan los diferentes itinerarios.
Algo que yo valoraba mucho de este máster es que todos los profesores estaban en activo profesionalmente, y esto es una ventaja porque son capaces de transmitirte una visión real de lo que está pasando en el ámbito cultural.