martes, 10 de febrero de 2015

Desde Colombia, nuestra alumni Angélica Gómez: "El arte y la música, una poderosa herramienta para salir de las situaciones difíciles"

 
Os presentamos a nuestra alumni colombiana de la promoción 2013/2014 Angélica María Gómez Mejía. Ella es músico profesional y contrabajista de la Universidad Central de Colombia. También ha trabajado como contrabajista en orquestas de cámara y sinfónicas, y como docente de contrabajo y teoría musical. En el año 2010/2011 la Fundación Carolina le concedió una beca para realizar un curso de perfeccionamiento y postgrado musical en el Conservatorio del Liceo de Barcelona. 


El 25 de enero nos pusimos en contacto con ella y nos ha concedido la siguiente entrevista donde nos habla sobre su reciente actividad profesional y sobre su experiencia como alumni de nuestro Máster Universitario en Gestión Cultural de la Universitat Internacional de Catalunya.


Pregunta. Angélica, tu formación académica y profesional siempre ha estado muy ligada a la música. ¿Podrías contarnos donde estás trabajando actualmente y cómo encontraste esta oferta laboral?

Respuesta. Actualmente trabajo en Colombia como coordinadora de programas educativos de la Fundación Víctor Salvi, organización que lleva a cabo el Cartagena Festival Internacional de Música Clásica. Mi labor es asistir al director de proyectos educativos, Javier Duque, y apoyar en la organización de las clases magistrales y en la realización del Proyecto Social Orquestal del IX Cartagena Festival Internacional de Música, MARE NOSTRUM, un viaje por la música del Mediterráneo.
Me enteré de la oferta laboral por dos amigos que me etiquetaron en Facebook en una publicación de la Fundación Salvi, en la que solicitaban un músico y gestor cultural, y desde el 14 de octubre de 2014 estoy trabajando con ellos.


P. La misión de la Fundación Salvi es promover la popularización de la música académica y fomentar su difusión en un sector más amplio de la sociedad colombiana a partir de la organización y el apoyo a programas musicales de carácter artístico, artesanal y formativo, con miras a propiciar el desarrollo cultural, social y económico del país. ¿Qué actividades desarrollas diariamente en esta fundación? Y ¿qué es lo que más valoras de tu actual puesto de trabajo?

R. Mi función es asistir al director de proyectos educativos - es un trabajo temporal que se lleva a cabo cuatro meses antes del festival. Durante este tiempo organizo las clases magistrales que impartirán los artistas internacionales invitados al Festival, así como los salones, horarios e instrumentos disponibles, entre otras tareas. Este año fueron 60 los becarios que asistieron a las clases, y para ello tuvimos que organizar vuelos, hoteles, comidas, trasportes en la ciudad de Cartagena y un itinerario completo de clases, conciertos y conversatorios.
Durante el Festival, mi labor fue acompañar a los becarios para el buen desarrollo de las clases, recibir a los artistas internacionales que dictarían las clases y velar por el cumplimiento del itinerario planeado. Del mismo modo también colaboré con el Proyecto Social Orquestal, que es la unión de jóvenes músicos de la Fundación Música por Colombia la cual trabaja con población vulnerable del distrito de Cartagena, la Universidad de Cartagena y los becarios de nuestra Fundación. Para ello tuvimos que organizar ensayos, partituras para cada uno de los integrantes, itinerarios, comidas, transportes y conciertos. 

Lo que más valoro de mi trabajo en la Fundación Víctor Salvi es el aporte que se está logrando a la educación musical desde el Festival, con las Clases Magistrales y el Proyecto Social Orquestal; es muy gratificante ver el compromiso de los artistas con los participantes en las clases y su entusiasmo por verlos tocar. Como músico y gestora el tener contacto con varios artistas y poder ver de cerca el trabajo que realizan me llena de satisfacción, ya que gracias a todo ello este festival es una cita de renombre internacional.

 
P. Como alumni de la Universitat Internacional de Catalunya, ¿cómo combinas los conocimientos adquiridos en el Máster Universitario en Gestión Cultural durante el curso 2013/2014 con tu trabajo diario? ¿Podríais compartir con nosotros alguna experiencia gratificante de tu paso por el Campus de Barcelona?

R. Todos los conocimientos adquiridos en el Máster me llevaron a hacer mi trabajo de una forma profesional y a llevar a cabo todo lo aprendido. El conocer y compartir con personas de todo el mundo y tener como profesores a grandes personas y gestores culturales, fue muy gratificante y de gran enseñanza para mi vida. Poder conocer de cerca el trabajo de entidades públicas y privadas del sector de la cultura me permitió tener una visión más clara de mi nueva profesión y conocer varias experiencias para utilizarlas en el futuro.


P. Angélica, tu país de procedencia es Colombia y tras haber vivido un tiempo en España, ¿qué diferencias percibes entre la actividad y gestión cultural de tu ciudad y la de Barcelona? ¿Cuáles crees que son los principales desafíos que debe encarar un gestor cultural en este año que comienza?

R. Con mi nueva experiencia profesional como gestora cultural en Colombia he podido ver que mi país cada vez más busca abrir nuevas puertas en la cultura para el disfrute y el crecimiento de los colombianos. Así como en Barcelona y el resto de España se está logrando una financiación mixta para los grandes eventos, me atrevería a decir que la empresa privada en Colombia cada vez tiene más fuerza con el apoyo financiero que realizan las empresas para determinados eventos culturales.

En Colombia particularmente, se está viviendo una época de postconflicto en algunas comunidades y de conflicto fuerte en otras; el reto que creo que tenemos los artistas y en especial los gestores culturales es proponer y llevar a cabo proyectos de inclusión, que permitan a las comunidades tener nuevas opciones de vida, o simplemente una vía de salida a su día a día. Personalmente veo en el arte y en la música una poderosa herramienta para salir de las situaciones difíciles - prueba de ello es El Sistema  (Venezuela), la Red de Escuelas de Música de Medellín (Colombia) o la Fundación Música por Colombia. En un país en el que las diferencias sociales son tan marcadas, hace falta fortalecer a los más débiles, y no hacer el trabajo por ellos, sino darles las herramientas y mostrarles el camino por donde pueden ir por sus propios medios y con su propio esfuerzo.


P. Y para finalizar, ¿qué libro, sitio web, blog o artículo recomendarías a nuestros lectores? Y ¿qué consejo darías a quienes están pensando en estudiar el Máster Universitario en Gestión Cultural en la Universitat Internacional de Catalunya?

R. Recomendaría estar en contacto con las redes de gestores culturales de cada uno de sus países o continente, además de asistir a cuantos eventos culturales sean posibles. Mi más grato aprendizaje al estar lejos de mi tierra fue aprender a valorar todas las expresiones culturales de mi país y a sentirme orgullosa de toda la riqueza que tenemos. Este sería mi mayor consejo para todos los gestores: valorar e impulsar la riqueza cultural de nuestro entorno.
 
A quienes están valorando hacer el Master Universitario en Gestión Cultural en la UIC, les diría que lo realicen sin pensarlo dos veces: me parece un máster de alta calidad, es oficial, y ofrece muchas oportunidades a nivel personal y profesional; cuenta con grandes profesores y gestores culturales, además de convenios nacionales e internacionales que son de gran interés para los estudiantes.


¡Muchas gracias, Angélica, por ofrecernos esta entrevista! 
Te deseamos todo lo mejor en esta nueva experiencia que has comenzado en la Fundación Víctor Salvi, donde la música y la gestión cultural van de la mano para conseguir un desarrollo social y económico en tu país.