miércoles, 24 de junio de 2015

Nuestra alumna Laura Feged: "Solo tengo agradecimientos hacia la Universitat Internacional de Catalunya por abrirme los sentidos cada día más y más a este mágico mundo de la gestión cultural"

Os presentamos a nuestra alumna colombiana, Laura Feged Rivera. Laura estudió Publicidad en la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano y cursó estudios de fotografía en la Pontificia Universidad Javeriana y en el centro Santa Fé Photographic Workshops de EE.UU. Actualmente es socia de la Fundación Ecoplanet-f en Bogotá, donde participó activamente, durante los últimos 4 años, en la gestión de proyectos audiovisuales enfocados a apoyar la conservación ambiental. 



Pregunta. Laura, desde el año 2010, eres socia fundadora de la Fundación Ecoplanet-f. ¿Podrías explicarnos cómo surgió este proyecto en tu ciudad natal y que función desarrolla para la sociedad?

Respuesta. ¡La Fundación Ecoplanet-f nació por convicción y amor hacia Colombia! Esto sucedió hace unos años cuando un grupo de amantes de Colombia y de su riqueza ambiental nos dimos cuenta que había mucho por hacer en pro del país, y a la vez, que muy pocos colombianos valoraban, reconocían y promocionaban el hecho de ser uno de los 5 países mega diversos del planeta tierra. 

Ecoplanet tiene como objetivo estudiar y divulgar la riqueza ambiental de Colombia y transmitirlo por medio de un discurso comunicativo. La dificultad radica en transmitir un discurso elaborado a lo largo de mucho tiempo de investigación del que se derivan importantes conocimientos a un público no especialista y de una manera simplificada. Pero justo para eso está Ecoplanet, para comunicar el mensaje de la mejor forma posible a través de, principalmente, piezas audiovisuales de excelente calidad.

Durante el tiempo que estuve trabajando en Ecoplanet, participé activamente en la estructuración y constitución, además de liderar la parte administrativa de la Fundación. También participé activamente en la gestión de varios proyectos audiovisuales, como el Video inauguración Cumbre de la Américas 2012 en donde realicé la producción de las filmaciones aéreas del proyecto. También estuve gestionando el desarrollo de la película documental “Colombia, mosaico de vida”, en donde, además, algunas veces estuve como asistente de producción y de dirección.




Pregunta. Durante los primeros años de la Ecoplanet-f trabajaste en la gestión y llevaste a cabo toda la programación y constitución de esta Fundación, lo que implicó tu directa actuación en la gestión contable, garantizando sus procesos administrativos y financieros entre otras muchas cuestiones. ¿Cómo surgió tu interés en cursar un Máster en una materia que a priori ya dominabas?

Respuesta. Tengo formación de publicista y pasión profunda por la fotografía, así que durante estos años actué como gestora empírica. Poder tener acceso a los proyectos desde que se están gestando, y acompañarlos a lo largo de su producción y divulgación es apasionante, y fue por esto que después de estar desempeñando estas funciones empíricamente me di cuenta que era hora de fortalecer mis conocimientos con una formación académica, con el fin de poder aprovechar al máximo los proyectos futuros.

Además, no era cursar un máster por cursarlo sino lograr estar en una universidad internacional, con colegas de todas partes del mundo y viviendo en una ciudad de primer orden mundial en ámbitos culturales como BarcelonaTodo esto hace que la experiencia vivida en este Máster se potencialice al máximo.


Pregunta. Ahora que ya estamos en la recta final de curso, ¿crees que este Máster Universitario en Gestión Cultural de la UIC te ha ofrecido herramientas complementarias a tu formación y experiencia para gestionar de manera más viable un proyecto cultural?

Respuesta. ¡Por supuesto! El Máster le puso, por decirlo en términos coloquiales, “pies y cabeza” a lo que venía desarrollando de forma empírica. Me ha dado estructura mental, y a la vez me ha proporcionado pautas para tener criterio profesional a la hora de priorizar elementos fundamentales en la gestión de un proyecto, y lograr que este sea viable.

El Máster tiene un cuerpo docente de primera clase, la mayoría de ellos además de ser docentes son profesionales activos en el sector cultural, lo cual me ha permitido poder aprender lo mejor de cada uno en ambos campos: de docente y de profesional. Esto ayuda mucho a lograr aterrizar la teoría vista en el aula de clase a la vida real.


Pregunta. Laura, como parte del equipo de la Fundación Ecoplanet-f también has colaborado en la realización de múltiples proyectos, ¿podrías contarnos aquel que recuerdes con especial emoción?

Respuesta. Afortunadamente tengo muy buena memoria cuando se trata de expediciones y recuerdo muchos viajes con bastante claridad y mucha emoción, así que esta pregunta es muy compleja, además cuando se trata de proyectos que pretenden dar a conocer un territorio mega diverso y lleno de sorpresas. Pero si tuviera que elegir uno me quedaría con el día que decidimos hacer un reconocimiento de terreo aéreo del Parque Nacional Natural más grande de Colombia: El Parque Nacional Natural Sierra de Chiribiquete

Este lugar es realmente el mundo perdido, muy pocos colombianos lo han oído mencionar, y un muy reducido grupo de ciudadanos lo ha visto alguna vez en la vida, su ubicación geográfica hace muy complicado su acceso. Los expertos dicen que aún hay especies por descubrir y que también es posible que hayan comunidades indígenas que nunca antes hayan tenido contacto con otros seres humanos.

Recuerdo perfectamente estar viendo a través del hueco de la puerta del avión caravan -íbamos sin puerta para poder hacer un buen registro fotográfico- el paisaje de los llanos cuando de repente la tupida selva se apoderó de esa llanura y comenzaron a sobresalir los tepuyes. Son verdaderamente unas formaciones geográficas tan surreales y mágicas, que todo parecía como si estuviera dentro de una película 3D.

Es un día imborrable en mi memoria, y espero que algún día muy pronto se pueda hacer una expedición terrestre para poder investigar científicamente más sobre este mundo perdido.




Pregunta. Sabemos que eres una gran aficionada a los viajes y a la fotografía. En 2013 realizaste tu primera exposición individual Desafiando la Gravedad, presentada en la Galería del Nogal de Bogotá, y has sido galardonada en múltiples ocasiones. ¿Qué supone para ti el que tu trabajo se vea reconocido a partir de esta proyección?  

Respuesta. Es muy gratificante poder mezclar muchas pasiones para lograr obtener un resultado, esto es lo que pasa con espacios como lo fue la exposición Desafiando la Gravedad”.

Al principio cuando viajaba lo hacia por la pasión de descubrir nuevas culturas, nuevas personas, pero con el pasar de los viajes me fui dando cuenta que hay muchas personas que no saben qué hay más allá de su ciudad o pueblo, sin embargo también me di cuenta que cuando yo les contaba mis expediciones se interesaban por saber más, y más aún cuando estas narraciones estaban acompañadas por imágenes. Fue así como comencé a trabajar por ser una comunicadora del mundo para el mundo, tratando de acercar a la gente a distintos lugares a través de mis experiencias, documentadas en imágenes. 

Esto fue lo que sucedió con Desafiando la Gravedad. Pocas personas conocen Colombia desde el aire, y mi principal objetivo era poder ser el vehículo para que por unos instantes los ciudadanos pudieran reconocer diversos parajes del territorio colombiano desde otro punto de vista al habitual, al cotidiano. En otras palabras, deseaba abrir un espacio de aproximación innovadora para apreciar Colombia, y siento que fue así como los espectadores lo vivieron.




Pregunta. Este año, y gracias a las prácticas obligatorias que ofrece el Máster has formado parte del equipo de Mecal, el Festival Internacional de Cortometrajes que se celebra cada año en Barcelona ¿qué ha supuesto para ti esta experiencia y qué trabajo diario desarrollabas en este proyecto?

Respuesta. Fue una experiencia increíble. Nunca había trabajado en un festival y menos en Barcelona. Esta mezcla hizo que el trabajo fuera muy interesante y a la vez un reto. Además hacerlo al mismo tiempo que estaba cursando el máster fue una doble experiencia, algunas semanas tuve un ritmo duro, pero a la vez fue muy dinámico y me puse a prueba, obteniendo gratificantes resultados.

Durante la edición del Mecal, yo estuve a cargo del departamento de actividades paralelas. En pocas palabras era la encargada de la gestión y producción de las conferencias, talleres y clases magistrales que se desarrollaron a lo largo del festival. Esto implicó tener que relacionarme con talentos de talla mundial, como por ejemplo: Jossie Malis, Mauro Carraro, Ainslie Henderson, Mario Torrecillas, entre otros.

Adicionalmente, fue una experiencia muy completa pues pude conocer en detalle el funcionamiento de un festival de principio a fin. Esto fue muy enriquecedor para mi formación profesional, y pude ver aplicadas en la práctica muchas de las cosas aprendidas en el aula de clase del Máster.


Pregunta. Laura junto con tu compañera del Máster Universitario en Gestión Cultural, Cecilia Bracco estáis elaborando el Proyecto Fin de Máster, que defenderéis el próximo día 6 de julio y a cuya cita invitamos a todos nuestros lectores. ¿Podrías avanzarnos en qué consiste vuestro proyecto de gestión cultural?

Respuesta. Nuestro proyectos surge a partir de nuestra realidad latinoamericana en donde las principales ciudades presentan un alto nivel de diversidad cultural no reconocido ni valorado por los propios ciudadanos. Es por esto que con este proyecto queremos volcar lo que es una problemática en un beneficio, y así trabajar de la mano con las personas para que puedan comprender que la comunidad tiene una enorme riqueza cultural y que esto es característica positiva y de admirar.

Queremos trabajar con las futuras generaciones ya que que son el futuro de las ciudades, y es por esto que vamos a desarrollar un proyecto piloto en la Pontificia Universidad Católica del Perú el cual será replicado en más instituciones educativas de Latinoamérica. Todas las actividades que emplearemos para lograr nuestro objetivo tienen un alto componente de herramientas audiovisuales –fotografía y video-, puesto que estamos convencidas que son herramientas actuales y familiares con nuestro público objetivo. 


Pregunta. Recientemente hemos sabido que el Ministerio de Cultura de Colombia ha fortalecido el apoyo a la creación de nuevas empresas en este sector con mayor financiación y soporte institucional. ¿Crees que es un buen inicio para que la cultura se convierta en uno de los ejes de desarrollo de tu país?

Respuesta. ¡Eso espero y deseo! Desde que se creó el Ministerio de Cultura se ha vivido un proceso muy positivo para esta área, además las personas cada vez tienen una visión más abierta y con mayor recepción hacia las nuevas ofertas que se están dando en el país. Cada vez se oyen más y mejores noticias en el ámbito de la cultura, lo cual es un buen síntoma y es muy alentador. Creo que vamos por buen camino, ha sido un proceso largo y a aún hay mucho por hacer, pero ya se ven los resultados, por fin se están poniendo en la práctica todas las palabras que estaban en papel. 

En pocas semanas me regreso a Colombia con mucho entusiasmo por hacer cosas por la cultura y por el país, y así optimizar el buen momento que estamos teniendo en esta materia.


Pregunta. Y ya para finalizar, Laura, dado tu interés por los viajes, ¿qué ruta recomendarías a nuestros lectores para este verano?; y ¿qué consejo darías a quiénes están valorando en estas fechas estudiar el Máster Universitario en Gestión Cultural de la Universitat Internacional de Catalunya en el próximo curso?

Más que una ruta, recomiendo hacer aquel viaje que siempre han tenido en mente y no han hecho. Nunca es tarde para empacar una maleta y abrirse a nuevos horizontes, sea un viaje de un día o de varios meses, solo se necesita un destino de interés. Creo firmemente que cada lugar tiene siempre algo que ofrecer y una experiencia por vivir. Bueno, y por supuesto, Colombia es un destino maravilloso, con actividades para todos los gustos, y con presupuestos para todos los bolsillos. Así que los animo a que se dejen descubrir por mi país.

Respecto a las personas que están valorando hacer el Máster, les puedo decir que para mi ha sido una experiencia única, no me arrepiento de haber renunciado a mi trabajo hace diez meses y haber empacado maletas para venir a Barcelona a formarme como gestora cultural. Es una experiencia que enriquece profesional y personalmente todos los días durante diez meses. Solo tengo agradecimientos hacia la Universitat Internacional de Catalunya por abrirme los sentidos cada día más y más a este mágico mundo de la gestión cultural.