martes, 9 de mayo de 2017

Conoce la experiencia de Gabriela Ambas en la Fundació Antoni Tàpies como practicante

Gabriela Ambas es estudiante del Máster Universitario en Gestión Cultural de UIC Barcelona en el período (2016-2017) de la modalidad en castellano.

Ella estuvo realizando su práctica profesional en la Fundació Antoni Tàpies de noviembre a marzo y aquí nos cuenta algo de este proceso que puede ser vivido por todos los estudiantes del Máster que lo quieran aprovechar, ya que otra manera es homologar su experiencia anterior en el sector. 

¿Cómo fue tu proceso de selección de práctica? 
Desde un inicio ya tenía muy claro que quería hacer mis prácticas en un museo; sin embargo, mis opciones originales eran el Museo Picasso o la Fundación Joan Miró. Tras una muy productiva reunión con Naghieli Amarista (Coordinadora del Máster y reesponsable de prácticas), analizamos la viabilidad de mis opciones y ella sugirió la opción de la Fundació Antoni Tàpies, la cual requería de una vacante en el área de Educación para comenzar de inmediato (que era justo lo que yo necesitaba y mis otras opciones no lo permitirían).

¿Cuáles fueron tus funciones a lo largo del tiempo y por qué? 
Inicialmente entré al área de Educación, pero al iniciar propiamente mis actividades y contarle al equipo de la Fundación Tápies mi experiencia en el área de Comunicación, me permitieron colaborar también en esa área. Durante los 5 meses que realicé mis prácticas ahí, complementé mis actividades entre ambas áreas, llegando a un punto muy productivo en el que me dediqué casi por completo a hacer la difusión de las actividades educativas y familiares de la Fundació. De esa manera, apliqué todos mis conocimientos del área de Comunicación, mientras aprendí mucho del área Educativa.

¿Aconsejarías a otros hacer las prácticas? ¿Por qué? 
Definitivamente recomendaría hacer las prácticas. Es cierto que es una inversión de tiempo y de esfuerzo (sobre todo en fechas de exámenes y entregas), pero la experiencia y aprendizaje que obtuve en la Fundació Tàpies es algo que no podría haber obtenido en ningún otro lugar. 

Aprendí de primera mano todo el funcionamiento de un museo, lo cual me servirá muchísimo cuando regrese a México a buscar trabajo en ese sector. Entendí cómo se planean las exposiciones, cuál es su proceso de montaje, de producción, de difusión y de planeación de actividades relacionadas. No sólo aprendí lo que se relacionaba con mis actividades diarias, sino que pude entender el funcionamiento global de la organización.

Adicionalmente, estoy segura de que hacer mis prácticas en una institución cultural como la Fundació Antoni Tàpies dará un peso importante a mi CV.

¿Qué es lo que más te gustó de la práctica? 
Comprender los roles de cada una de las personas que trabajan ahí (desde el director y los comisarios, hasta el área administrativa, de comunicación y educación). Entender el museo en la vida real.

¿Qué tips sugerirías a los futuros estudiantes que van a buscar práctica? 
Mi principal tip sería que no se queden con una sola opción de lugar para hacer las prácticas. En mi caso, no las llevé a cabo en mis opciones iniciales y me encontré con la gran sorpresa de la Fundació Tàpies. Es importante estar abierto a otras opciones, porque siempre se encuentran buenos aprendizajes.