martes, 19 de diciembre de 2017

Javier Enrique Valenzuela Bravo, alumno ganador de la beca de Fundación Carolina

Te presentamos a Javier Enrique Valenzuela Bravo, estudiante del Máster

Universitario en Gestión Cultural, UIC Barcelona y ganador de la beca

Fundación Carolina

  

¿Javier, por qué aplicaste a la beca de Fundación Carolina?
Decidí aplicar a la beca Fundación Carolina, porque hace un tiempo que tenía la idea de profesionalizarme en este campo. Mi arribo a la Gestión Cultural fue más bien intuitivo; primero desde la Escuela de Actuación donde me formé, y donde pude palpar las dificultades para desarrollarme en la región donde vivía. Sin darme cuenta, y desde un lado crítico pero activo, comencé a elaborar proyectos culturales que me llevaron a trabajar en la administración pública de mi ciudad, con la certeza que se requerían mayores y mejores esfuerzo para insertar la importancia de la cultura en el desarrollo social. Este aprendizaje me llevó a trabajar al área de teatro de mi país, a través del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, lo que permitió no sólo conocer mi territorio, sino mi país, Chile, con la enorme diversidad cultural que eso conlleva. Sin duda, aplicar significaba ampliar las miradas y posibilidades, y asumir que esta área requiere de profesionales preparados, con una formación cada vez más competitiva.

¿Cómo fue el proceso de aplicación?
Para ser sincero, postulé sin muchas expectativas; esta es una beca muy apetecida y es complejo conocer experiencias de otros beneficiados y detalles de los criterios que se utilizan para definir a los becados. El proceso de aplicación, en lo formal, fue bastante simple. Unos meses después, mientras estaba en pleno ejercicio de mis funciones, precisamente en el Día del Teatro en mi país (11 de Mayo del presente año), recibí un correo donde me cuentan que era uno de los preseleccionados. Luego, tuve una entrevista a distancia, y durante la segunda semana de junio me confirman que estaba seleccionado. No había contado a nadie de mi postulación. Creo que ahí realmente dimensioné todo lo que se venía, entre los trámites, dejar mi trabajo, mi casa, mi familia y mi gata. Lo que se viene después es un poco pesado, en cuanto a preparar todo para venir a vivir a Barcelona por 10 meses, pero sin duda, con la ayuda de la Fundación y de la Universidad, todo fluyó de la mejor manera. Estoy convencido que aplicar fue la mejor decisión que pude haber tomado.

¿Cuáles han sido tus aprendizajes en el Máster hasta hoy?
Este máster ha sido una experiencia bastante reveladora. Creo que sin duda haber trabajado en el sector cultura en mi país me ha permitido poner todos los conocimientos que  se han impartido en estos meses en perspectiva y confirmar algunas intuiciones que  venían rodeándome hace un tiempo. Mi formación ha sido principalmente desde el servicio público, pero este máster además de contener esa área de la gestión cultural, pone un énfasis muy fuerte en la emprendeduría cultural, que personalmente me parecía necesario y urgente abordar y ahondar. Otro factor importante es que este máster reúne a personas de tantos lugares, sobre todo de Latinoamérica; encontrarse con realidades tan diversas y al mismo tiempo similares, es comprender que nos trazan contextos paralelos que no debemos perder de vista, donde la cooperación y la integración, son valores que hoy hacen tanto sentido para quienes queremos vivir trabajando en el campo de la cultura en estos tiempos vertiginosos.

¿Qué opinión tienes de este primer trimestre?
Me he encontrado con profesores activos e insertos en el campo cultural. Siempre he sido bastante crítico con la academización de los saberes que quedan sólo encapsulados en las salas de clases ya que en el campo de la cultura, al igual que en otros, se requiere de maestros que no sólo conozcan la teoría y los conceptos, sino que lo vivan constantemente, que conozcan e interactúen con el territorio, con diversos agentes y otros países. Sería imposible detenerme en cada uno, pero valoro en todos sus compromisos y visiones. Además de sus conocimientos, nos han compartido sus vivencias de primera fuente y nos han conectado con experiencias de otros agentes a través de diversas instancias. En definitiva, hoy puedo decir que comparto esa mirada de la gestión cultural, y este primer trimestre me ha confirmado que estoy en la senda correcta: nunca perderé esas ganas furiosas de aprender, cuestionar, absorber e intentar leer este mundo tan complejo y profundo.

Chiara Signorelli: #AlumnidelMes del Máster en Gestión Cultural de UIC Barcelona

“El Máster en Gestión Cultural de UIC Barcelona me ha enseñado la importancia de entender el valor añadido de trabajar en el sector cultural, no olvidando que igualmente hay que gestionar cada proyecto como si fuese una pequeña empresa”



¿Chiara, por qué decidiste estudiar el Máster en Gestión Cultural de UIC Barcelona?
Decidí estudiar el Máster en Gestión Cultural de UIC Barcelona porque quería poder entrar en el mundo de la cultura de la "ciutat condal" desde una perspectiva global. Quería entender los mecanismos de las instituciones culturales y de las empresas creativas para ver cómo podría colaborar en el sector, que habría podido aportar. La UIC me dio esta enorme posibilidad porque aceptó mi solicitud aunque fuera casi al límite del plazo de tiempo, debido a la espera de los resultados de la beca, que por fin gané. Me ayudaron con todas las gestiones y la verdad es que estoy súper agradecida por el trato que recibí.
¿Cuál es tu ocupación hoy?
Trabajo como productora audiovisual en una productora local que realiza vídeos de cualquier tipología: comercial, corporativo, publicidad, televisión, documental. Me encanta ver como los proyectos toman forma y luego color, movimiento, sonido. Lo veo como un proceso mágico y la producción me permite poder estar al tanto de todos los pasos transversalmente para ver evolucionar cada vídeo desde el brief hasta el envío del máster final.
¿Qué conocimientos consideras haber adquirido en el Máster que influyeron en lo que eres hoy como persona y como profesional?
El Máster en Gestión Cultural de UIC Barcelona me ha enseñado la importancia de entender el valor añadido de trabajar en el sector cultural no olvidando que igualmente hay que gestionar cada proyecto como si fuese una pequeña empresa. Los instrumentos son los mismos de la gestión empresarial, pero con el plus de poder ser de utilidad para la sociedad. Es muy importante ser parte de la sociedad en la cual vivimos y alimentarla de la forma más honesta y creativa posible.
¿Tienes profesores favoritos que recuerdes?
Creo que mi predisposición hacia la gestión y la economía me han ayudado a tener más afinidad con los profes de Gestión de empresa, Gestión de proyecto y Financiación. También tengo muy buenos recuerdos de muchos expertos que vinieron a visitarnos. Aún tengo grabado en la mente la clase que nos dió Pepe Zapata ¡Un verdadero crack! Me gustaría poder trabajar con él algún día.
¿Hay compañeros de clase que quieras destacar o una anécdota que te haya pasado con tus compañeros?
Lo más destacado que quiero subrayar del Máster es la experiencia humana, no solo con mis compañeros sino con todas las personas que trabajan en la coordinación  y gestión del Master. En muy poco tiempo se ha convertido en mi familia y he compartido muchos momentos con la mayoría de su gente. Fui la última alumna en empezar el Máster, debido a los retrasos de mi beca,  y me ofrecieron si quería unirme a otro compañero para el proyecto final del Master. Sin conocernos, hemos dado ambos nuestro consentimiento y al final nos llevábamos tan bien que hemos acabado siendo también compañeros de piso.
¿Cómo llegaste a tener el puesto de trabajo que tienes hoy?
Gracias a mi perseverancia y determinación. Soy licenciada en derecho y no quería seguir el camino institucional de la abogacía. Tras el Máster, pensé poder trabajar más en los contextos institucionales culturales, pero mientras tanto estaba trabajando como copy editor. A medida que seguía en este trabajo me di cuenta que me encantaban los videos y empecé a proponer proyectos de creación de contenidos audiovisuales en mi empresa. Me dieron confianza y así pude arrancar, poco a poco he ido adquiriendo experiencia también fuera de mi empresa y gracias a muchas colaboraciones he podido formarme en el sector que ahora es mi pan cotidiano. Aunque aún me quedan más cosas a aprender.
¿Sigues en contacto con otros alumni de UIC Barcelona?
Por supuesto. Algunos de ellos son mis mejores amigos y hemos organizados muchos viajes juntos. Ahora nos falta solo poner en marcha algún proyecto cultural. Para mi sería la culminación más alta de nuestras amistades.


lunes, 18 de diciembre de 2017

Dr. Diane Dodd, professor of the Master’s degree in Arts and Culture Management participated with IGCAT at the 2nd UNESCO I UNWTO World Conference on Culture and Tourism

IGCAT and its flagship Regions of Gastronomy Platform and Award was applauded at the 2nd UNESCO/UNWTO World Conference on Culture and Tourism, as a leading initiative fostering sustainable cultural tourism development. The World Conference, held in Muscat, Oman 11-12 December 2017,  brought together world leaders including  Taleb Rifai, UNWTO Secretary-General, H.E. Ahmed Bin Nasser Al Mahrizi, Minister of Tourism, Sultanate of Oman, Ms Eliza Jean Reid, First Lady of Iceland and good will ambassadors such as H.R.H. Princess Dana Firas.
Key topics from the conference covered tourism for peace, preservation and safeguarding of cultural heritage, the role of urban and rural environments and protection of biodiversity as a core value to build sustainable tourism.
Many questions from the floor indicated a need for models that can help empower local communities and provide good governance models. Conserving intangible cultural as a means to protect the planet was the subject of the panel that IGCAT’s President, Dr. Diane Dodd took part in. She made the point that "supporting entrepreneurship, SME's and the protection of traditional knowledge are all compatible with serving sustainable tourism." The panel highlighted the need to bring different stakeholders into participatory processes; to empower local communities and build pride in local food and culture. Diane Dodd also reminded the audience that it is often lesser visible and/or economically developed regions that provide the most exciting and unspoilt treasure troves and this have the biggest potential to grow sustainable tourism initiatives.

The conference concluded with the draft Muscat Declaration being read to the participants. Enormous thanks and respect were extended to the Sultanate of Oman for their generous hospitality and wonderful introduction to Omani culture.