martes, 19 de diciembre de 2017

Chiara Signorelli: #AlumnidelMes del Máster en Gestión Cultural de UIC Barcelona
“El Máster en Gestión Cultural de UIC Barcelona me ha enseñado la importancia de entender el valor añadido de trabajar en el sector cultural, no olvidando que igualmente hay que gestionar cada proyecto como si fuese una pequeña empresa”



¿Chiara, por qué decidiste estudiar el Máster en Gestión Cultural de UIC Barcelona?
Decidí estudiar el Máster en Gestión Cultural de UIC Barcelona porque quería poder entrar en el mundo de la cultura de la "ciutat condal" desde una perspectiva global. Quería entender los mecanismos de las instituciones culturales y de las empresas creativas para ver cómo podría colaborar en el sector, que habría podido aportar. La UIC me dio esta enorme posibilidad porque aceptó mi solicitud aunque fuera casi al límite del plazo de tiempo, debido a la espera de los resultados de la beca, que por fin gané. Me ayudaron con todas las gestiones y la verdad es que estoy súper agradecida por el trato que recibí.
¿Cuál es tu ocupación hoy?
Trabajo como productora audiovisual en una productora local que realiza vídeos de cualquier tipología: comercial, corporativo, publicidad, televisión, documental. Me encanta ver como los proyectos toman forma y luego color, movimiento, sonido. Lo veo como un proceso mágico y la producción me permite poder estar al tanto de todos los pasos transversalmente para ver evolucionar cada vídeo desde el brief hasta el envío del máster final.
¿Qué conocimientos consideras haber adquirido en el Máster que influyeron en lo que eres hoy como persona y como profesional?
El Máster en Gestión Cultural de UIC Barcelona me ha enseñado la importancia de entender el valor añadido de trabajar en el sector cultural no olvidando que igualmente hay que gestionar cada proyecto como si fuese una pequeña empresa. Los instrumentos son los mismos de la gestión empresarial, pero con el plus de poder ser de utilidad para la sociedad. Es muy importante ser parte de la sociedad en la cual vivimos y alimentarla de la forma más honesta y creativa posible.
¿Tienes profesores favoritos que recuerdes?
Creo que mi predisposición hacia la gestión y la economía me han ayudado a tener más afinidad con los profes de Gestión de empresa, Gestión de proyecto y Financiación. También tengo muy buenos recuerdos de muchos expertos que vinieron a visitarnos. Aún tengo grabado en la mente la clase que nos dió Pepe Zapata ¡Un verdadero crack! Me gustaría poder trabajar con él algún día.
¿Hay compañeros de clase que quieras destacar o una anécdota que te haya pasado con tus compañeros?
Lo más destacado que quiero subrayar del Máster es la experiencia humana, no solo con mis compañeros sino con todas las personas que trabajan en la coordinación  y gestión del Master. En muy poco tiempo se ha convertido en mi familia y he compartido muchos momentos con la mayoría de su gente. Fui la última alumna en empezar el Máster, debido a los retrasos de mi beca,  y me ofrecieron si quería unirme a otro compañero para el proyecto final del Master. Sin conocernos, hemos dado ambos nuestro consentimiento y al final nos llevábamos tan bien que hemos acabado siendo también compañeros de piso.
¿Cómo llegaste a tener el puesto de trabajo que tienes hoy?
Gracias a mi perseverancia y determinación. Soy licenciada en derecho y no quería seguir el camino institucional de la abogacía. Tras el Máster, pensé poder trabajar más en los contextos institucionales culturales, pero mientras tanto estaba trabajando como copy editor. A medida que seguía en este trabajo me di cuenta que me encantaban los videos y empecé a proponer proyectos de creación de contenidos audiovisuales en mi empresa. Me dieron confianza y así pude arrancar, poco a poco he ido adquiriendo experiencia también fuera de mi empresa y gracias a muchas colaboraciones he podido formarme en el sector que ahora es mi pan cotidiano. Aunque aún me quedan más cosas a aprender.
¿Sigues en contacto con otros alumni de UIC Barcelona?
Por supuesto. Algunos de ellos son mis mejores amigos y hemos organizados muchos viajes juntos. Ahora nos falta solo poner en marcha algún proyecto cultural. Para mi sería la culminación más alta de nuestras amistades.