martes, 27 de febrero de 2018

Daniel Alejandro Gómez, alumno ganador de la beca de Fundación Carolina


Te presentamos a Daniel Alejandro Gómez Marín, estudiante del Máster Universitario en Gestión Cultural, UIC Barcelona y ganador de la beca Fundación Carolina


¿Por qué aplicaste a la beca de Fundación Carolina?
Aplicar a la beca suponía para mí el siguiente paso en mi carrera como profesional, pues llegado cierto tiempo sentía que mi experiencia laboral requería de un enfoque académico que me permitiera reflexionar sobre el papel de la cultura, no solo en mi país sino en otras latitudes y que además me permitiera adquirir nuevos conocimientos en áreas en las cuales sentía falencias en mi formación previa como comunicador. Por eso decidí aplicar a la beca, pensando en el Máster no solo como una oportunidad de estudio sino como una experiencia vital para todos aquellos que elegimos especializarnos en el campo de la cultura.    
¿Cómo consideras que fue la experiencia de la aplicación a esta beca?
El proceso de aplicación fue bastante sencillo mediante el sitio web de la Fundación, así  como la prueba de admisión y la entrevista para ingresar al Máster. Como muchos de mis compañeros apliqué sin muchas expectativas pues sabemos el enorme reconocimiento que tiene la Fundación Carolina en Iberoamérica y la cantidad de candidatos que se presentan a la convocatoria año tras año. Sin embargo, al recibir el correo que me informaba que había sido seleccionado sentí una enorme alegría pues se trataba del inicio de un proyecto de vida en el que venía trabajando desde hacía varios años.
Lo que no fue tan sencillo fueron los preparativos para dejar el país y a mi familia una vez este proyecto se transformó en una realidad concreta, pero hasta hoy sigo pensando que valió la pena superar cada uno de esos obstáculos para estar aquí.

¿Cuáles han sido tus aprendizajes en el Máster hasta hoy?
El Máster me ha enseñado a pensar en la cultura desde un enfoque menos pasional y más concreto -esto no quiere decir que haya perdido pasión por lo que hago- sino que gracias a lo que he aprendido en el Máster tengo nuevas herramientas para analizar desde una perspectiva profesional muchas de las iniciativas culturales que hacen parte de la cotidianidad de Barcelona y si bien, sigo disfrutando muchos de estas iniciativas desde la butaca del espectador, ahora me hago muchas preguntas relacionadas con la puesta en marcha de los eventos, sus formas de financiación o sus modelos de gestión; estos aprendizajes me han transformado en un espectador activo y en un gestor mucho más curioso y estratégico.

¿Qué opinión tienes de este primer trimestre?
El primer trimestre ha demostrado estar a la altura de las expectativas, gracias a dos grandes protagonistas, por un lado están los docentes –con gran experiencia en el sector- que han puesto a nuestra disposición contenidos muy valiosos desde lo teórico y lo práctico donde la argumentación, la planeación y el trabajo en equipo han estado siempre presentes; por otro lado han sido igual de valiosas las aportaciones y los intercambios con mis compañeros de Máster, todos ellos provienen de entornos muy diversos y sus visiones acerca del quehacer cultural son igual de diversas pero siempre enriquecedoras. Por ello este primer trimestre ha sido una experiencia de constante aprendizaje, que te reta a pensar en nuevas ideas, mercados y emprendimientos, una experiencia de la que espero que lo mejor aún está por venir.