lunes, 13 de julio de 2020

Victoria Agulla: las clases online estuvieron muy bien preparadas y los profesores fueron súper motivadores en una situación muy especial como esta.


¿Qué hacías antes del máster?

Siempre conservando mi vida de Periodista Independiente, colabora en diferentes proyectos e instituciones. Particularmente, antes de venirme, trabajaba en el área de Comunicación & Formación del Instituto 220 Cultura Contemporánea - En Vivo Producciones.

¿Por qué decidiste hacer el máster?

Porque, antes de trabajar en el 220, hice un curso que se llamaba Gestión Cultural. Para ese entonces no sabía qué era este tipo de administración pero, una vez que hice la formación, me encantó el tema de la gestión pública y privada de la cultura. Cuando estaba finalizando mis estudios de Comunicación Social haciendo la tesis sobre Comunicar Arte en Museos de Bellas Artes me apareció un anuncio del Máster en Gestión Cultural de la UIC y me fascinó el programa. Así fue como aplique a la beca de Fundación Carolina, la cual me permitió estar hoy aquí.

¿Cómo ha sido tu experiencia con compañeros de clase que provienen de tantos países diferentes?

La verdad es que estoy re contenta con la universidad y los cursos del máster. Los grupos que se han formado son súper valiosos en cuanto a la calidad de personas, estudiantes y profesionales así que la experiencia es más que gratificante.

¿Qué quieres hacer después de finalizar el máster en Gestión Cultural?

Me gustaría seguir trabajando en la cultura aportando desde la comunicación de proyectos y seguir aprendiendo el tema de la administración en la producción de eventos.

¿Qué te gustaría crear o transformar en tu ciudad, de lo que has aprendido en Barcelona? 

Un centro cultural que tenga como leitmotiv la creación de cultura desde diferentes disciplinas académicas y vertientes sociales.

¿Cómo definirías tu experiencia de vida en Barcelona?

Soñada. Estar aquí es como soñar despierta. Barcelona es una fortuna. Tanto la vida cultural y social en como la estudiantil y profesional están siendo un gran aprendizaje para mi.

¿Qué es lo que más te ha gustado del máster?

Todo: la calidad educativa de la universidad, los momentos con mis cálidos compañeros, las clases con profesionales de primera, las potentes prácticas profesionales y las enriquecedoras visitas estudiantiles. Ahora estoy trabajando en Bridge 48 y cursando el tercer trimestre online. A pesar de las adversidades que estamos viviendo, el máster de Gestión Cultural en la UIC sigue siendo mi mayor motivación en Barcelona.

¿Cómo afrontaste la pandemia? 

La pandemia me atravesó por completo tanto profesional como personalmente. Pero pude capitalizar cada instante. Aunque tuve momentos de bajón, tenia horarios de trabajo, teatro, coaching, radio, estudio, gimnasia, escritura y hasta lectura.

Durante la cuarentena, leí muchísimo, ya que tenia 1 hora en la que daba el sol en el balcón y era mi hora de lectura. Durante el confinamiento lei como cinco libros pero hubo uno que me marcó: Antifragil de Nassim Nicholas Taleb que hace énfasis “en las cosas que se benefician del desorden”. 

Lo antifrágil sale beneficiado de la volatilidad y el desorden, lo frágil sale perjudicado. A estos efectos, decir tiempo es lo mismo que decir desorden. “Lo que hoy es frágil será sustituido”.

A pesar de las adversidades que estuvimos viviendo, el máster de Gestión Cultural siguió siendo mi mayor motivación en Barcelona. Fueron tiempos de mucha ansiedad, incertidumbre y angustia, BRIDGE 48 me sirvió para canalizar ideas, invertir el tiempo y observar Barcelona con una melodía musical un tan silenciosa como esencial. 

¿Cómo te pareció la experiencia de tener clases online? 

Estoy acostumbrada a trabajar desde mi casa haciendo teletrabajo pero extrañe mucho las clases presenciales de la UIC, aun así las clases online estuvieron muy bien preparadas y los profesores fueron súper motivadores en una situación muy especial como esta. 

¿Cómo consideras que la pandemia afectó la cultura?

Puedo concluir que el mundo de la cultura no tiene techo ni límites, inclusive en tiempos de pandemia. La crisis del COVID-19 puso en manifiesto cómo las organizaciones más eficientes suelen ser al mismo tiempo las más frágiles ya que estas empresas culturales que basaron su éxito en épocas de estabilidad en el manejo de grandes economías de escala, sufren mucho más en épocas de incertidumbre como las actuales frente a variaciones del entorno que las pequeñas empresas menos eficientes pero con mayor capacidad de reacción.

¿Qué fue lo que más te gustó de hacer prácticas en BRIDGE 48?
BRIDGE 48 es una empresa de formación académica, producción musical y eventos culturales en Poblenou que me permitió conocer la Industria de la Música desde dentro, en un barrio que me entusiasmo muchísimo, tanto por su interesante pasado vinculado a la clase obrera como su presente relacionado con su clase creativa. 
Al principio de las prácticas las tareas más importantes fueron: formar un área de Comunicación Institucional desde 0, planificar un calendario de Redes Sociales, reescribir todos los mensajes para cada tipo de usuario, desarrollar contenido para la nueva página web, redactar un nuevo manual de identidad corporativa conservado la misión, visión y valores de la empresa y destacando la propuesta de valor. 
Con el paso del tiempo, y a medida que me fui involucrando, el reto fue consolidar el área de Recursos Humanos desde la Comunicación Interna. Al mismo tiempo, comencé a aportar en temas como Product Development & Web Content y Coordinación de Design & Audiovisual Office. 
A partir de mi vinculación con la empresa, comencé a ser asistente de dirección con tareas con mucha más responsabilidad como la de coordinar equipo, producir eventos puntuales, crear nuevas alianzas, aplicar a convocatorias y hacer seguimiento de tareas actualizar el Business Plan.

Durante todo el proceso de prácticas, fui aprendiendo sobre campos de la Industria Musical que desconocía, Hernán tuvo la suficiente paciencia para introducirme en el mundo la música electrónica desde la teoría y la práctica. Fue un trabajo en el cual nos complementamos, él desde su experiencia laboral y yo utilizando las herramientas de Gestión Cultural aprendidas en el Máster, especialmente la de liderazgo, nuevas tecnologías y recursos humanos, lo cual fue bastante importante a partir de la coyuntura social sobre la cual tuvimos que incorporar el teletrabajo. 








viernes, 3 de julio de 2020

Carolina Christen desde el año 2016 ha puesto en práctica todo su conocimiento en el máster lo cual la ha llevado a ser Gestora de Festivales, Docente y Jefa de actividades culturales en Lima.



Fuiste becada por la Fundación Carolina en 2015, lo que te permitió hacer
este Máster ¿Cómo definirías tu experiencia en nuestro programa? 

Fue muy enriquecedora, ya que previo al programa yo no tenía tan claro la importancia, grandeza y necesidad del sector. Esto lo pude ver en el programa desde el despliegue de las distintas disciplinas que se ven involucradas en la profesión, pasando por las visitas a tantos espacios culturales, algo necesario para ver la gestión cultural en práctica, hasta estudiar con grandes profesionales del campo como David Roselló o Joaquina Bobes.

¿Cuál fue tu primer puesto de trabajo después del Máster y a qué te dedicas hoy en día? 

Empecé con dos trabajos en paralelo: 

- Como docente del curso de ‘Bases de la Gestión Cultural’ para el programa de especialización en Gestión Cultural del Museo de Arte de Lima, curso que dicto hasta el día de hoy, junto a otros en la misma institución.

- Coordinadora de marketing y auspicios para la 8va edición del Festival de Cine
Al Este de Lima, que es un festival de cine independiente que se realizar en Perú, Argentina y Francia.

Hoy me dedico a varias cosas, como me he dado cuenta en este sector la versatilidad es una necesidad constante. Por ello trabajo como:

- Jefa de Actividades Culturales del Club de Regatas Lima.
- Docente en varios cursos del programa de especialización en Gestión Cultural del Museo de Arte de Lima.
- Docente para la Facultad de Humanidades de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC).
- Docente para la Carrera de Artes Escénicas de la Universidad Científica del Sur.

Así mismo me encuentro trabajando junto a un artista para un proyecto de artes visuales, que fue ganador de los estímulos económicos para la cultura otorgados el 2019 por el Ministerio de Cultura del Perú. El proyecto se llama ‘Proyecto 200: La mirada del libertador’


¿Cómo lograste conseguir tu actual puesto de Jefa de actividades culturales del Club Regatas en Lima?
El Club de Regatas Lima es reconocido por su actividad y competitividad deportiva, sin embargo está conformado como un Club cultural y deportivo, por lo que estaban buscando impulsar el área de actividades culturales para que esta tome el mismo vuelo e importancia que su contraparte en deportes. Es así que su pusieron buscar a un gestor o gestora cultural para que tome este proyecto y plantee un plan estratégico para lograrlo, es ahí donde entré yo.
¿En qué consiste tu trabajo allí? 
Como comenté, ha consistido en plantear un plan estratégico para posicionar al Club en el escenario cultural limeño, así como para con su público: los asociados.
Ello ha consistido en plantear objetivos y acciones, repensar y replantear las actividades culturales que se llevan a cabo dentro y fuera del Club, capacitar al equipo del área, así como articular al club con otras instituciones, grupos y proyectos culturales.
¿Qué conocimientos y habilidades adquiridas en el Máster te han influenciado personal y profesionalmente?

Profesionalmente puedo decir que me ha dado muchas herramientas, conceptos, casos e ideas que han aportado a mis conocimientos y capacidades para ejercer la Gestión Cultural.

Personalmente debo decir que me ha dejado experiencias de vida y amistades a nivel global, que siguen tan fuertes como aquellos tiempos en los que nos veíamos todos los días. Ambos factores me parecen tan importantes como el punto anterior, ya que el campo de la cultura al ser sensible, nos exige que también enriquezcamos nuestra alma.

¿Sientes que haber realizado el Máster te ha dado ventajas competitivas en el sector?
Creo que sí, más allá de tener un diploma master, que es una ventaja importante en estos tiempos, pienso que es importante estudiar y construir desde las aulas, con los profesores, profesoras, compañeros y compañeras una base sólida de lo que imaginamos como campo para gestionar la cultura. 
¿Cuál sería tu consejo para los que están a punto de graduarse del Máster?

Les daría muchísimos ánimos, el campo de la gestión cultural a veces parece ser complicado, en algunos lugares, por ejemplo en mi país suele ser al que menos importancia y presupuesto se le destina en varios espacios, sin embargo nuestra profesión nos permite encontrar caminos para brindar soluciones creativas y al final cuando una logra ver los resultados finales llega una sensación muy gratificante




lunes, 22 de junio de 2020

El actual Secretario Ejecutivo de Artes Escénicas del Ministerio de las Culturas en Chile describe su experiencia en la UIC como "visión particular, me permitió abrir mi experiencia a una perspectiva global para que mi accionar adquiriera una repercusión anclada a mi contexto y territorio".

Fuiste becado por la Fundación Carolina en 2017, lo que te permitió hacer este Máster ¿Cómo definirías tu experiencia en nuestro programa?

Sin duda, mi paso por el Master de Gestión Cultural de UIC Barcelona fue una de las experiencias más enriquecedoras y significativas que me ha tocado experimentar tanto desde el desarrollo profesional como desde un ámbito humano. Más aún siendo becado por la Fundación Carolina, lo que me permitió asumir un desafío de perfeccionamiento fundamental para definir el gestor cultural que soy hoy. El programa reúne a alumnas y alumnos de muchas nacionalidades y continentes; estos intercambios, desde distintos contextos, me permitieron confirmar que uno de los mayores valores de trabajar en el campo cultural es la diversidad. Ese aprendizaje, que voy a atesorar por siempre, se ha convertido hoy en un eje de mi labor profesional.

¿Cuál fue tu primer puesto de trabajo después del Máster y qué te dedicas hoy en día? 

Luego del Máster regresé a mi país, ya que es parte de las condiciones de ser becario de la Fundación Carolina. Mi primer puesto de trabajo fue diseñar un programa de públicos en el Teatro Nescafé de las Artes, denominado “Matiné de las Artes” que busca aproximar a estudiantes de distintos niveles educacionales a espectáculos de artes escénicas y música de excelencia, y así facilitar un acercamiento a los lenguajes artísticos e incentivar la formación integral de niños, niñas y jóvenes. Este es un factor determinante para formar al público del mañana. 

Fue un ejercicio muy interesante para aplicar los conocimientos del Máster, y tengo los mejores recuerdos del equipo humano que trabaja día a día en este espacio cultural ubicado en Santiago de Chile. Luego de esta experiencia profesional fui Coordinador de Artes Circense en el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de Chile. Si bien vengo del mundo del teatro por mis estudios de actuación, tengo una Licenciatura en Estudios Escénicos, lo que me ha permitido expandir la mirada de las Artes Escénicas como un ecosistema complejo y diverso. El circo chileno es parte del Patrimonio Cultural Inmaterial de mi país, y tenía la certeza que podría contribuir en su desarrollo. Espero haber aportado un granito de arena para que así fuese.

¿Cómo lograste conseguir tu actual puesto de Secretario Ejecutivo (s) de Artes Escénicas en el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de Chile?

Podría definir mi puesto actual como el desafío más complejo que me ha tocado asumir desde lo profesional, ya que apenas llevo un mes y medio en el cargo, en medio de una gran crisis mundial por el COVID-19. Por otro lado, Chile actualmente está en plena implementación de la Ley de Fomento de Artes Escénicas, un paso legislativo muy esperado por el sector, que trabajó conjuntamente con el Ministerio de las Culturas para empujar su promulgación. En el mediano y largo plazo esta Ley permitirá entregar un soporte más efectivo del accionar público. Este punto es muy relevante ya que da cuenta de los avances en materias de políticas públicas y permite visionar, dentro de un contexto complejo para las artes escénicas, un mejor escenario para enfrentar la crisis actual.

¿En qué consiste tu trabajo allí? 

Principalmente, hoy estamos trabajando en hacer frente a las repercusiones de esta crisis que ha afectado a todo el ecosistema de la cultura, sobre todo a las artes escénicas por su condición de arte vivo. En paralelo, estamos avanzando en la tramitación del reglamento de la Ley, que permitirá darle operatividad a esta nueva institucionalidad que crea tres importantes ejes de acción: 

El primero de ellos es la creación del Consejo Nacional de las Artes Escénicas, órgano que entre sus principales funciones tendrá asesorar en la definición de la política nacional de Artes Escénicas. En segundo lugar, se crea el Fondo Nacional de Fomento y Desarrollo de las Artes Escénicas, destinado a otorgar financiamiento de proyectos, programas, medidas y acciones. Por último, se crea el Premio a las Artes Escénicas Nacionales Presidente de la República, destinado a reconocer la obra de artistas de excelencia.

Con toda la contingencia a nivel mundial, la cultura y las artes tienen y tendrán un rol fundamental para reconstruir el tejido social post pandemia y el sentido de comunidad cuando salgamos del distanciamiento. Hoy podemos reconocer más que nunca la relevancia del impulso del Estado hacia la Cultura, para su preservación.

¿Qué conocimientos y habilidades adquiridas en el Máster te han influenciado personal y profesionalmente?

Son muchos los conocimientos y habilidades adquiridas. Si bien contaba con experiencia previa en el campo cultural, el Máster logró entregar una profundización necesaria. Me permitió abrir mi experiencia a una perspectiva global para que mi accionar adquiriera una repercusión anclada a mi contexto y territorio. Creo que esta enseñanza debemos aplicarla tanto desde lo profesional como en nuestras vidas cotidianas.

¿Sientes que haber realizado el Máster te ha dado ventajas competitivas en el sector?

Creo que me entregado una visión particular, que solo con mi formación anterior no habría sido capaz de comprender de la manera que hoy entiendo.

¿Cuál sería tu consejo para los que están a punto de graduarse del Máster?

Que sean conscientes que la cultura es un campo con muchos desafíos por delante; trabajar en cultura requiere entender los contextos, reconocerlos, observarlos, vivirlos. Es trabajar con un concepto que envuelve tantos significados y puede entenderse o interpretarse de maneras distintas. Nunca dejen de pensar en el rol que cumple en nuestra sociedad. Y ahí está nuestro trabajo, que permite que se valore como un elemento fundamental que define al ser humano contemporáneo.







jueves, 4 de junio de 2020

"My dream is to be a museum curator, and I will use all the knowledge I got from this master" Klaudia Chzhu


What did you do before the master?

I was finishing my bachelor’s degree in History at Moscow State University: passing exams, defending my bachelor paper and applying for this master at the same time.

Why did you decide to do the master?

As my background is more theoretical, I decided to get practical and managerial skills to work in the cultural field. I was also dreaming to study abroad and get international experience. So, I chose the right moment and moved to Barcelona.

What do you want to do after completing the Master in Cultural Management?

My dream is to be a museum curator, and I will use all the knowledge I got from this master.

How would you define your life experience in Barcelona?

Well, it was super cool living in Barcelona – visiting museums, going to the beach, traveling – before March 2020. In quarantine period, we cannot do many things but being here and witnessing current situation is my new experience. 

What did you like the most about the master?

Relevance of the acquired knowledge. Everything we learn from this master is about present days. Also, it is a network, we keep in touch with many professors and invited guests.

Where did you do your internship? 

My internship was at Casa Asia – Asian cultural center in Barcelona. 

What were your duties in your internship? 

My main duty was to prepare material (research) for Asian Film Festival 2020 (AFFBCN) which usually is held in October every year in Barcelona. I searched Asian cinematography of 2018-2020, prepared a document with all details about films including distribution channels.

What elements of those learned in the master are applied during your internship?

For the internship at Casa Asia, I applied knowledge from the Cultural Marketing subject with prof. Christoph Pasour and from Leadership subject with Ngaire Balnkenberg.

What has been your favorite class?

All subjects of this master are great. But my favorite classes were Cultural Communication with teacher Ines Martínez and Society and Culture in the 21st century with teacher Wendy Ramírez. 

viernes, 29 de mayo de 2020

Abraham Ramírez creador de MUVA: "Estar en este máster me abrió la mente, aprendí cosas en las que hasta entonces no tenía conocimiento y también me hizo replantear otras"


¿Por qué decidiste estudiar el Máster en Gestión Cultural en UIC Barcelona?
Antes de acabar mis estudios de Historia del arte en Oviedo, tenía claro que debía ampliar mi formación para tener más aptitudes y conocimientos con estudios más específicos y profesionalizados. Elegí el Máster en Gestión Cultural en la UIC porque tanto el programa educativo, como el cuerpo docente y la posibilidad de realizar prácticas se adaptaban a todo lo que quería. Además, no conocía Barcelona y era la ocasión perfecta para vivir allí.
¿Cuál fue tu primera experiencia profesional después del Máster y qué te dedicas hoy en día? 
Tras finalizar el máster continué unos meses más realizando prácticas en Barcelona. Una vez de vuelta a Santander estuve trabajando como Community manager en una agencia de viajes. Hoy en día, compagino mi trabajo en la empresa familiar con la divulgación en redes sociales, la publicación de artículos y el desarrollo de proyectos culturales, algunos de los cuales ya se han materializado.
¿Háblanos sobre tu proyecto MUVA (Museo Virtual de Arte)?
El MUVA es un museo virtual creado por BinaryBox Studios, una empresa de desarrollo de software y realidad virtual de Santander. Es una aplicación que puede utilizarse con gafas de realidad virtual y también desde el escritorio del ordenador. Este espacio se inauguró el uno de mayo con la exposición ‘Rembrandt, más allá de la realidad’, con seis pinturas, cuatro dibujos y seis grabados que pertenecen al MET de Nueva York. 
Hemos desarrollado el MUVA como una mejora a las visitas virtuales de museos que conocemos hoy en día y de las que tanto se ha hablado durante la cuarentena. Estas visitas son muy limitadas en movimientos, información, la calidad de imagen es, por lo general, pobre, y muchas de ellas están desactualizadas. Otra razón del nacimiento del museo es que muchos museos aún no han traspasado la frontera digital y siguen estancados en procesos de divulgación y planteamiento museográfico demasiado tradicionales, lejos de las tecnologías digitales y sus posibilidades.
Cuando el visitante entra en el MUVA, ya sea con las gafas de realidad virtual o desde la versión de escritorio, la sensación que tiene es la de estar andando en un museo real: se puede mover por toda la sala porque la libertad de movimiento es total, se puede acercar a las obras expuestas mucho más de lo permitido en los museos para ver todos los detalles (ya que la experiencia es totalmente inmersiva) y puede escuchar las audioguías mientras admira el la obra o se desplaza por la sala. Para el visitante, todas estas cosas, generan unas sensaciones tan reales como si estuviera en un museo físico.
Las exposiciones del MUVA se irán renovando mensualmente y nuestro objetivo es que el museo sea una herramienta que museos e instituciones culturales puedan utilizar para divulgar sus colecciones y diseñar y crear exposiciones.
La siguiente exposición que albergará será sobre esculturas de tres civilizaciones de la Antigüedad que ser conservan en el British Museum. Desde aquí invito a los lectores a que lo prueben y disfruten de las pinturas de Rembrandt como nunca antes lo han hecho.
¿Qué consejos le darías a nuestros estudiantes para conseguir el trabajo de sus sueños?
El mejor consejo es ser constante, no desesperarse y no cesar nunca en el esfuerzo de conseguir el objetivo que se tiene. En el camino hasta el puesto soñado es arduo pero hay que tener clara la meta.
¿Qué conocimientos y habilidades adquiridas en el Máster te han influenciado personal y profesionalmente?
Estar en este máster me abrió la mente, aprendí cosas en las que hasta entonces no tenía conocimiento y también me hizo replantear otras. La persona que llegó a Barcelona no tiene nada que ver con la que se fue, quiero pensar que en la UIC entró un estudiante y se fue un profesional.
¿Sientes que haber realizado el Máster te ha dado ventajas competitivas en el sector?
Sin lugar a dudas. Tanto por los conocimientos adquiridos, por la experiencia laboral al desarrollar las prácticas y, sobre todo, por el trabajo realizado en el desarrollo e investigación del trabajo de fin de máster a día de hoy tengo unas herramientas y capacidades que me pueden dar ventaja en determinadas situaciones laborales.
¿Cuál sería tu consejo para los que están a punto de graduarse y los que están a punto de comenzar el Máster?
A los que van a comenzar el Máster les diría que no se van a arrepentir, que disfruten y aprovechen hasta el último segundo de las clases, las visitas profesionales y las prácticas. Que hagan sinergias con otros alumnos, profesores e instituciones. Es una experiencia enriquecedora irrepetible.

Para quienes van a graduarse solo puedo decir que el mercado laboral vive momentos complicados pero que no deben venirse abajo si no encuentran el trabajo deseado a la primera. Hay que aprender de las experiencias del camino, sacar lo positivo a todo y trabajar con empeño para alcanzar los objetivos.









miércoles, 20 de mayo de 2020

Rosa María Trujillo es la delegada de nuestro máster en la versión español y menciona su interés por trabajar en políticas culturales dentro de su país México


¿Qué hacías antes del máster?

Era actriz, profesora y productora de teatro, tengo una amplia trayectoria en instituciones y empresas culturales en mi país como Coordinadora de Difusión y Gestora Cultural. También he sido productora y programadora en diversos Festivales de carácter internacional.

¿Por qué decidiste hacer el máster?

Para especializarme en la gestión cultural y conocer el entramado profesional de las empresas culturales en Barcelona.

¿Cómo ha sido tu experiencia con compañeros de clase que provienen de tantos países diferentes?

Genial, enriquece mi visión de la gestión cultural el conocer de viva voz las experiencias de mis compañeros de diferentes nacionalidades y culturas.

¿Qué quieres hacer después de finalizar el máster en Gestión Cultural?

Trabajar en proyectos de Liderazgo en Gestión Cultural y seguir desarrollando mi carrera profesional.

¿Qué te gustaría crear o transformar en tu ciudad, de lo que has aprendido en Barcelona?

Políticas culturales y modos de producción de teatro y festivales. También me gustaría trabajar en la movilidad internacional de proyectos culturales.

¿Cómo definirías tu experiencia de vida en Barcelona?

Bueno, nos ha tocado vivir un momento difícil e histórico, el mundo se está transformando. Fuera de eso, Barcelona es una ciudad maravillosa y me siento afortunada de estar aquí.

¿Qué es lo que más te ha gustado del máster?

El contenido de las clases, la calidad y entrega de los profesores, las visitas estudiantiles y la atención en general de la dirección y coordinación del Máster.

¿Cómo ha sido tu experiencia de delegada del grupo de máster en español?

Es una gran responsabilidad que disfruto, me hace feliz ayudar a mis compañeros y orientarlos sobre diversas temas, así como ser su voz ante profesores y equipo de coordinación del Máster.




José Tomás Olivera es politólogo, historiador y ahora que se prepara para ser Gestor Cultural: "Creo que la decisión de venir aquí a realizar estos estudios no podría haber sido más acertada. La ciudad, las personas que estoy conociendo, los conocimientos adquiridos en el máster… Se lo recomendaría a todo el mundo"


¿Qué hacías antes del máster?

Estudiar el doble grado de historia y ciencia política y gestión pública en la universidad, mientras que iba trabajando por las tardes como entrenador de fútbol y monitor de tiempo libre de niños. 

¿Por qué decidiste hacer el máster?

Porque quería especializarme de alguna forma en algo relacionado con mis estudios previos y aplicarlos al campo de la cultura. Además, tenía buenas referencias de la universidad y quería vivir la experiencia de cambiar de ciudad y desenvolverme en algo para mi desconocido. 

¿Cómo ha sido tu experiencia con compañeros de clase que provienen de tantos países diferentes?

Absolutamente enriquecedora, poder conocer a personas de otros países y continentes aporta una gran riqueza a la clase, a nivel de contenidos y a nivel personal. Está siendo como conocer esos países sin haberlos visitado todavía. 

¿Qué quieres hacer después de finalizar el máster en Gestión Cultural?

Poder trabajar en alguna organización del sector, sea en España o en Europa. 

¿Qué te gustaría crear o transformar en tu ciudad, de lo que has aprendido en Barcelona?

Me gustaría poder crear experiencias y transmitir sensaciones, con la cultura como piedra angular. El ser humano está deshumanizándose paulatinamente y la cultura es una gran herramienta para transmitir y transformar, de ahí que sea un pilar básico de nuestro día a día.

¿Cómo definirías tu experiencia de vida en Barcelona?

Irrepetible. Creo que la decisión de venir aquí a realizar estos estudios no podría haber sido más acertada. La ciudad, las personas que estoy conociendo, los conocimientos adquiridos en el máster… Se lo recomendaría a todo el mundo. 

¿Qué es lo que más te ha gustado del máster?

La aplicación práctica que tiene en su conjunto. Que cada día venga a darnos la clase un profesional del sector, que vive para la cultura en la ciudad, es algo que enriquece mucho el itinerario formativo del curso. 

¿Dónde hiciste tus prácticas?

Las prácticas las hice en Subarna Subastas.

¿Qué fue lo que más te gustó de tus prácticas?

Lo que más me gustó fue poder participar en todo el proceso que conlleva realizar una subasta. Desde adquirir nuevo material para organizarlo o montar la sala de exposición, hasta la subasta en sí. 

¿Qué elementos aprendidos en el máster aplicaste durante tus prácticas?

Durante las prácticas pude aplicar conceptos de marketing cultural y de aspectos jurídicos, que me sirvieron para poder cumplir con mis funciones como becario.